Finalizada la parte de desarrollo y diseño, se procede a verificar el funcionamiento del sitio en su completa estructura mediante protocolos internos para garantizar al 100% el producto final.